Moscú


Decir que mi paso por Moscú ha sido bien rápido. Estos rusos, ya sabéis, les da por lanzar cosas al espacio, y mi amigo Carlos les ha hecho la programación informática. Yo fui de asesor, jjjjj.
Bueno, pues como estuvimos currando, apenas nos dio tiempo a hacer turismo, y cuando lo  hicimos, hacía tanto frío que mi amigo no se atrevió a sacarme con sus manos heladas del bolsillo.
Sí nos dio tiempo a ver ese magnífico monumento a los Conquistadores del Espacio. Es una escultura de cien metros de titanio, que simula el lanzamiento de un cohete. Debajo, está el museo del Espacio.
Poco más os puedo decir de Moscú. Que hace frío, mucho frío. No, más que mucho frío.
A, sí, recomendaros la comida, las chicas y la cerveza. A mí me moló esta con la que salgo en la foto con un nombre impronunciable para mi lengua de madera.
En fin, que me voy a Cuba. Los rusos me han dado un tubito verde que no sé muy bien lo que es, para que se lo dé a un tal Raúl...
Ya os contaré
Y espero que Carlos me traiga de nuevo a Moscú cuando vuelva a seguir trasteando.
Etiquetas: ,
1 Response

Publicar un comentario