Albacete

Después de conocer sus fiestas, nos acercamos, ahora sí, a la Nueva Yok de la Mancha, a Albacete, a una capital moderna y uno de los más importante ejes de comunicaciones, comercio e industria del país.
Yo me quedé con la imagen de una ciudad alegre y bulliciosa, con grandes espacios para el viandante, con muchas calles peatonales e innumerables parques y jardines.
Muestra de la importancia de la industria y el comercio en la ciudad es su Barrio de la Industria, nacido a consecuencia del crecimiento de la localidad. Y el Pasaje Lodares, una galería comercial y residencial ejemplo de arquitectura modernista de principios del siglo XX, un lugar precioso, para comprar, o para tomar un café modernista.
El pasaje de Lodares fue construido a imagen y semejanza de las galerías comerciales existentes en Italia. Su cubierta de hierro y cristal es un gran tragaluz que une las calles del Tinte y la calle Mayor. En el interior veremos figuras alegóricas que representan la Industria, la Riqueza de la Tierra, las Artes Poéticas y las Artes Liberales; además de numerosas cabezas de Mercurio, dios del comercio. También destacan sus dos puertas de hierro forjado.
Del patrimonio artístico de Albacete, vamos a destacar la catedral de San Juan Bautista y su Teatro Circo, que es el único de España y está declarado bien de interés cultural.
La Catedral, de estilo Renacentista-Barroco se construyó sobre un templo mudéjar. Declarada Bien de interés cultural el 26 de marzo de 1982, es uno de los elementos que ver en Albacete obligatoriamente. Su presencia exterior le confiere un gran atractivo, aunque su interior tampoco decepciona, con una mezcla de multitud de estilos mudéjar, gótico, renacentista, jónico, barroco, rococó y manierista. En la capilla dedicada a la Virgen de los Llanos tenemos una curiosa bóveda de crucería con linterna y en la sacristía unas hermosas pinturas murales del mismo siglo.
El Teatro Circo, inaugurado el 7 de septiembre de 1887 con capacidad para más de 1.000 personas. De estilo neo-mudéjar ha sido reformado en varias ocasiones. En 1993 fue adquirido por el Ayuntamiento como patrimonio público y dieron comienzo sus últimas obras de rehabilitación. Actualmente acoge todo tipo de representaciones.
Me gustó también el Edificio Fontecha. Hasta hace tiempo albergaba la sede de la Cámara de Comercio de la ciudad. Ahora se espera en poco tiempo se convierta en el Museo de Arte Realista de Albacete. Me encantó este hermoso palacete de principios del siglo XX en la Calle Ancha.
Llama la atención también la Diputación Provincial. El Palacio Provincial es de 1880. Se encuentra en un recinto conocido antiguamente como “Bosque del Altozano”. Su colorida fachada acompañada de un bonito reloj y hermosas columnas llamarán la atención del visitante. La construcción está rodeada por un jardín con reja de la época (todavía conserva algunas muescas de tiroteos realizados durante la Guerra Civil Española) y los materiales utilizados para la obra fueron la sillería, mampostería, mármol, jaspe y entarimados de pino. Yo me hice varias fotos con la rejería que lo envuelve.
Es espectacular el Museo de la Cuchillería de Albacete. En 1912 se construyó como la Casa de Hortelano. Tiene una llamativa fachada de cerámica verde y piedra, de estilo historicista ecléctico, está basada en influencias neogóticas con marcados acentos modernistas. Llaman la atención sus ventanas, con una loggia a la italiana, rematadas con pináculos, así como sus dos torrecillas asimétricas. También hay que destacar su puerta, con arco de medio punto con arquivoltas, y columnas adosadas con capiteles labrados. Un brillante ejemplo de la versatilidad de Daniel Rubio, el arquitecto que introdujo el modernismo en Albacete.
Y hablando de cuchillería, también me hice fotos con varias estatuas, como el Monumento al Cuchillero. Si algo caracteriza la ciudad de Albacete es su sector cuchillero. Los cuchillos y navajas de Albacete son famosos en el mundo entero. Esta estatua homenajea a dicho sector. Se inauguró en 1998, fabricada en bronce por Llanos Flores Madrona y Antonio Herrera García.
Decir que también dimos una vuelta por los parques de la ciudad, preciosos, y vimos algunas tiendas muy curiosas. Nos dio tiempo a salir, que en Albacete se sale muy bien. Es una ciudad con mucho ambiente y con muy buena gente, muy manchega y muy buena.
La localidad también cuenta con innumerables fiestas y tradiciones, entre las que destaca la Feria de Albacete, de la que ya os hemos hablado, declarada de interés turístico internacional y que se celebra del 7 al 17 de septiembre en honor a la Virgen de Los Llanos.
Y no podemos despedirnos sin hablar del Festival Internacional de Cine (Abycine), que terminó el pasado domingo. Han sido en total nueve días de cine, aunque es ya más que un festival de cine. Hay conciertos, cortos y concursos. Este año ha cerrado Abycine Candela Peña, nada menos.


0 Responses

Publicar un comentario